Horario de atención: Lunes - Sábado
10/06/2020 - Por :

Protocolo sanitario para la prevención del Covid-19 en el Transporte Terrestre de Carga y Mercancías

Las empresas de transporte terrestre y ferroviario de carga y mercancías, así como actividades conexas de ámbito nacional, deben limpiar y desinfectar sus vehículos antes de la prestación de la jornada diaria, así como proporcionar a los conductores y personal el equipo de protección personal, como las mascarillas que son de uso obligatorio para trabajar.

Estas y otras medidas de obligatorio cumplimiento están contempladas en el protocolo sanitario establecido por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) para proteger a los conductores y participantes de actividades conexas, resguardando también los vehículos y la infraestructura.

Este protocolo se enmarca en la Resolución Ministerial N° 239-2020-MINSA, que aprueba los “Lineamientos para la vigilancia de la salud de los trabajadores con riesgo de exposición al covid-19”, aprobado por el Ministerio de Salud, así como toda la normatividad emitida por el Ejecutivo en el marco de la emergencia sanitaria.

Protocolo sanitario

 
En la prestación del servicio, la empresa transportista o dueño del vehículo debe cumplir las siguientes medidas sanitarias mínimas: establecer en forma clara e inalterable la ruta o viajes de entrega, reparto, salida y llegadas de carga y mercancías, lo cual debe realizarse evitando las aglomeraciones de personas en los puntos de recepción, carga, descarga y entrega. 
 
En este sentido, la capacidad de aforo máximo debe ser el 50 % de lo establecido en el certificado de Defensa Civil respectivo. Para ello, el órgano competente podrá contar con el apoyo del gobierno local correspondiente.
 
Limpiar y desinfectar los ambientes de la empresa transportistas, entre ellos el lugar destinado a la estancia permanente o temporal del vehículo, prestando especial atención a las superficies y objetos que tienen contacto con las personas que participan en la carga y/o descarga de las mercancías, como manijas de las puertas, apoya brazos, reposacabezas indivisuales, asientos, manija de ventanas, entre otros.
 
Para tal fin se debe utilizar líquido desinfectante en base a lejía o alcohol etílico al 70 %, peróxido de hidrógeno (agua oxigenada), aplicados con un paño limpio desde una hora antes de la atención y cada tres horas durante la jornada laboral.
 
Mantener disponible, de manera gratuita y permanente, elementos de desinfección frecuente, como jabón y alcohol, para el personal de administración, así como los choferes y transportistas que están a la espera de su viaje, es otra de las medidas sanitarias estipuladas en el protocolo. 
 

Responsabilidad del conductor

 
El protocolo indica que el conductor debe respetar las programaciones realizadas por la empresa transportista para prestar el servicio terrestre y ferroviario de carga y mercancías y actividades conexas.
 
Antes de iniciar el servicio de transporte, el conductor debe lavarse las manos con jabón por un tiempo de al menos 20 segundos, mantener una distancia mínima de un metro con otras personas y utilizar mascarillas en todo momento.
 
Contar de manera permanente con desinfectantes para manos, pañuelos de papel y líquido desinfectante como lejía y alcohol etílico al 70% en un envase pulverizador a disposición del conductor.
 
Limpiar y desinfectar las superficies y objetos que se toca habitualmente como teléfono móvil, timón del vehículo, palanca de cambios, entre otros. Todas estas acciones deben repetirse cada vez que se empiece un recorrido.
 
El uso de mascarillas es obligatorio al inicio, durante y al término del servicio de transporte, luego de lo cual deberá desecharse la mascarilla y lavarse las manos por al menos 20 segundos.
 
El conductor debe brindar toda la información que se le requiera durante los controles de seguridad y de salud que se ejecuten duranta la jornada de servicio.
 

Condiciones de seguridad del vehículo

 
En el caso de los vehículos y ferrocarriles, la empresa debe limpiar y desinfectar antes de cada nuevo uso, la cabina del conductor, por dentro y por fuera, así como las llantas o ruedas de ser el caso. Asimismo, las manecillas, picaportes de puertas, timón, panel de control, muebles, pisos y botones, entre otras superficies de contacto.
 
Para la desinfección se puede utilizar lejía diluida en agua, alcohol etílico al 70% contenidos en un pulverizador y aplicado con un paño limpio, extremándose las medidas de protección a agentes químicos por parte de las personas a cargo de la limpieza.
 
Disponer de un contenedor esterilizado de elementos de protección como mascarillas y elementos de desinfección permanente, como jabón, alcohol etílico al 70% o gel antibacterial, entre otros.
 
 
Fuente: SUTRAN, Andina, Gobierno del Perú.

    Leave a comment

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.